viernes, 12 de junio de 2015

UNA VICTORIA DE LAS VÍCTIMAS DEL AMIANTO

Una sentencia del Tribunal Supremo sobre los derechos de las víctimas del amianto crea una jurisprudencia de fundamental importancia para las miles de personas que enfermaron tras estar expuestas a ese agente cancerígeno durante su etapa laboral. El fallo del alto tribunal viene a acabar con la inconcreción legal existente hasta ahora y obliga a las empresas del sector que absorbieron a otras a asumir las negligencias previas a la fusión. Asimismo, establece el pago de bonificaciones a las simples prestaciones de invalidez o viudedad tal como reclamaban los afectados en procesos abiertos hace muchos años y que no encontraban el respaldo legal que ahora obtienen. Ese recargo económico puede llegar al 50% de la pensión que se percibe y se calcula que más de 10.000 personas pueden resultar beneficiadas.
Como en muchos otros litigios, la exasperante lentitud de la maquinaria judicial y las estratagemas dilatorias de las compañías han hecho que la sentencia llegue muy tarde para todos aquellos que han perdido la vida a consecuencia de dolencias tan agresivas como las asbestosis o el cáncer de pulmón. El goteo mortal todavía no ha acabado porque las enfermedades provocadas por el amianto se desarrollan progresivamente y pueden tardar décadas en manifestarse en sus peores consecuencias. Ante este panorama de indefensión de miles de personas, y aunque tardía en el tiempo, bienvenida sea una sentencia que hace justicia.
El Periódico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada