lunes, 5 de octubre de 2015

LA PENA DE VERGÜENZA PÚBLICA EN NAVARRA

La exposición a vergüenza pública  podía ejecutarse de dos maneras:
1.       Paseo infamante por las principales calles de la localidad que en muchas veces era el preludio para ejecutar la pena de muerte, cosa que también se hacía en público.
2.       Exposición escarnecedora del penado en un lugar frecuentado ante la mirada de los vecinos.

Con la sola exposición del reo atado con una argolla a la picota o mostrarlo sujeto a un cepo durante un tiempo determinado, indefenso ante las burlas de los demás, ya era suficiente para que una persona quedase afeada y deshonrada para toda su vida ante todo el vecindario.
A veces, para que el castigo fuese visible a perpetuidad, también azotaban y desorejaban al reo o lo marcaban a hierro candente. (klik egin-ver más)
Blog de Mikel Burgui

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada