sábado, 14 de noviembre de 2015

LA ALPARGATA Y EL PODER

Esto... era una persona que muy apesadumbrada me dice "los de la alpargata han vuelto", y me miro a los pies y llevaba unas alpargatas desgastadas, le miro a él y llevaba unos zapatos bien lustrados y ¡joer!, me entró un complejo..... hasta entonces ni me había fijado. Yo, muy ignorante pensaba que todos somos iguales, que lo que contaba era el corazón y el cogotico de cada uno, y pienso: "pero si este hasta hace poco andaba como yo, descalzo y con alpargatas, sin embargo desde que se puso al servicio del poder se transformó...." y muy curioso le pregunto: "y estos zapatos?, ¡qué grandes son…! "
Sí, calzo el 42, pero con todo el tiempo que anduve descalzo y con alpargatas se me deformaron los pies y solo me entran en la talla 95, así que desde que empiezo a pisar con el talón hasta que toco con la punta ya he andado medio kilómetro, y ahora mis jefes me han dicho: tus antiguos amigos de la alpargata han vuelto y han ganado las elecciones y esto no puede ser porque los que andamos con zapatos pisamos “mejor”
Yde repente está el presidente del Gobierno en su despacho y entran los asistentes:  "¡Señor Presidente! Que han entrado los de la alpargata y están en la sala contigua".  "¿Pero como les habéis dejado entrar?" "Señor, es que aquí solo entran con zapatos y se oye muy bien toco..ton toco…ton pero las alpargatas son silenciosas y no nos hemos enterado ya están aquí y dicen que democráticamente toman el poder"
"Noooooo! Democracia, democracia.. yo solo quiero el poder!, zapatos para todos y que se vayan …"
"Pero Señor.. ..."  
"Ni señor ni……democracia, la democracia que se vaya también con ellos……siempre molestando..."
Y estaba agarrado a la columna y no se soltaba, así que tuvieron que llamar al psicologo de turno para ayudarle a aceptar que la democracia existe….y que en su casica lo cuidarán muy bien…
Eguaras

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada