lunes, 7 de diciembre de 2015

TRAS LAS HUELLAS DEL EUSKERA, DE BERA A VIANA

Dice que no ha podido aprender euskera, pero ama la lengua que se habló en su pueblo hasta no hace tanto tiempo. “Si en Artajona eran bilingües en el siglo XVI pero a finales del XIX aún hablaban euskera quiere decir que lo hacían por apego a lo propio; por eso quiero aportar todo lo que pueda a la historia del euskera”, señala. Muchos años de investigación en los archivos han dado como resultado once libros, diez de ellos relacionados de alguna manera con la presencia de la lengua vasca en Navarra, sobre todo en la Zona Media.
La afición de Fernando Maiora a escudriñar archivos se inició cuando empezó a realizar el árbol genealógico de su familia en Artajona. “Empecé a revisar los libros parroquiales y me sorprendió la cantidad de apodos en euskera que salían”. De allí pasó al Archivo Municipal y después al General. Pronto surgieron los dos primeros trabajos sobre Artajona, después se metió con la Valdorba, Pueyo y Barásoain, Tafalla y nuevos estudios sobre Artajona. Editó su primer libro en 2004 y, con el paréntesis de 2005, ha publicado un trabajo cada año.  (klik egin-ver más)
Diario de Noticias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada