domingo, 17 de abril de 2016

EL TARDÍO DESQUITE DEL BIEN

La Humanidad ha vivido la dialéctica del bien y del mal como si fuese de por sí natural, ¿nos hacemos daño cíclicamente para seguir viviendo? Sin embargo, los malos mataron a Jesucristo porque defendía a los pobres, ¡que casualidad!, desde entonces andamos dando tumbos, los buenos machacados por pedir justicia y libertad, los malos se apoderaron de la Iglesia para seguir oprimiendo a las personas y machacándolas. Finalmente, muchísimo más tarde de lo debido y de lo posible, asistimos a una de las históricas reparaciones de 3.500 asesinatos y 40 años de dictadura más 30 años de silencio, reparación acompañada de la pataleta de los que no quieren reconocer la dimensión histórica de aquella injusticia ni el aprovechamiento que de la misma han realizado ininterrumpidamente las élites que han gobernado Navarra. No podemos menos que emocionarnos de que por fin un alcalde sustituya el nombre de un sanguinario golpista por el de la Libertad, lo que quedará para la historia y para beneficio de Navarra y de la humanidad. 
Quiero expresar mi homenaje a la familia de Leopoldo Calvo, de Carcastillo, hijo pequeño de 16 años que detuvieron en 1936, lo internaron en el fuerte de San Cristobal y de las palizas enloqueció, para acabar pasando toda su vida en el Psiquiátrico de Pamplona. De la misma manera que a nuestra querida Maravillas Lamberto de Larraga, violada y asesinada, y a todos los niñ@s que sufrieron otras atrocidades.
En este momento histórico con enorme cariño, gracias, presidenta Uxue, gracias, presidenta Ainhoa, gracias, alcalde Joseba… y a tod@s los que han luchado por dignificar a todas las personas que sufrieron tanta injusticia solo por pedir justicia y libertad. La reparación es necesaria para todos para que no se repita. Eskerrik asko!
Eguaras

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada