jueves, 7 de julio de 2016

8 DE JULIO, GERMÁN, LIBERTAD CONTRA SUS BALAS, QUERÍAN LOS ASESINOS MATAR LA AURORA ANUNCIADA

Desde que el iruindarra Germán Rodríguez fue muerto por los disparos de la Policía Nacional que cargó indiscriminadamente contra la multitud sanferminera, 38 años han transcurrido sin identificar a un solo culpable, sin castigo ni reparación. Mañana, 8 de julio, se le rendirá un homenaje como todos los años a la una del mediodía ante la estela que fue erigida en su memoria, retirada posteriormente por la corporación presidida por Yolanda Barcina y finalmente repuesta hace unos años. La iniciativa popular Sanfermines 78 ha solicitado a propósito al alcalde Asirón que dignifique el lugar, colocando una placa más visible y con información más detallada de lo que ocurrió en aquel suceso que marcó aquella amarga transición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada