martes, 3 de enero de 2017

UNILATERALIDAD Y CONFIANZA

Muy curiosa, cuando menos, la reacción del Ministerio que sigue dirigiendo Montoro, para desgracia de los españoles, ante la más que justificada medida del Consejero Aramburu de acabar con el cachondeo descontrolado en que se ha convertido la negociación del convenio para el período 2015 -19. Negociación que, por otra parte, debió de dejar cerrada, empaquetada y con lazo la administración Barcina y que como con casi todo lo demás dejó los deberes sin hacer. Algún día habrá que preguntarse a qué demonios se dedicó el gobierno Barcina en sus cuatro interminables años de inacción, a parte, claro está, de a liquidar Cajanavarra, que es el único logro visible de su gestión.  (klik egin-ver más)
Ander Muruzabal, en Nafar Herria

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada