lunes, 11 de mayo de 2015

OCHO APELLIDOS FITERANOS

Cada cuatro años se barrunta cita electoral detrás de San Raimundo, y para ese momento los termómetros de los bares suben en Fitero entre cuatro y cinco grados. Tenemos urnas a la vuelta de la esquina y la ilusión de unos se funde con el miedo de otros.

Pero Fitero sigue igual. Unos han pegado carteles y otros los pegarán. Unos han presentado programa electoral y otros lo presentarán. Unos acuden con siglas demasiado vistas y otros sin siglas conocidas, o eso piensan todos menos Diario de Navarra y Fitero Actual, página que controla nuestro Ayuntamiento. Unos y otros. Ése es uno de nuestros problemas, prenda de la Guerra Civil que se enquistó en nuestra localidad por la ferocidad de los vencedores y el orgullo del heredero ante el crimen del padre, amén del comprensivo pero a la larga asfixiante, rencor social de las víctimas. Después, un prometedor Fitero de inicios del siglo pasado, añeja capital moral de comarca con rico comercio y prometedora industria, echó inconscientemente el freno de mano, quizás por la mentalidad conservadora que nos han tatuado los innegables lazos e influencia del Monasterio, que a la larga ha dado más sombra que luz a nuestro pueblo-léase sin connotaciones ateas, solo económicas-.  (klik egin-ver más)

El Reyno Digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada