viernes, 11 de diciembre de 2015

FRANCISCO BARRACHINA ECHEGOYEN, RETRATO DE UN BARDENERO

Si hay hombres que han consagrado toda su vida a las Bardenas, uno de ellos era seguramente Francisco Barrachina Echegoyen. Francisco era un bardenero congénito, pero ¿quién se acuerda hoy de él?
Este hombre jovial y sonriente nació en 1929 en Carcastillo, una pequeña villa navarra situada en el extremo norte de Bardenas. Toda su infancia la pasó en la granja familiar, donde desde edad muy temprana se implicó en diversos trabajos, como el de ocuparse de  las vacas, junto con su hermano mayor. En otoño y en invierno de cada año ayudaba a su madre a preparar el alimento para los pastores pirenaicos que venían a las Bardenas para hacer pacer a sus rebaños. Las relaciones con los montañeses eran corteses, amistosas, casi familiares.  (klik egin-ver más)
www.bardenas-reales.net
(Francisco murió recientemente, el 22 de septiembre de 2015)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada