lunes, 25 de mayo de 2015

TORRES MÁS ALTAS HAN CAÍDO

En Navarra, las elecciones forales celebradas este domingo muestran a las claras las ganas de cambio de una población, mil veces tildada de conservadora, localista, tradicionalista e, incluso, clerical; pese a que, hace años, estos adjetivos no definen a nuestra sociedad, mucho más plural, abierta, laica y divertida de lo que se han empeñado en dibujarnos unos y otros.
Somos pocos. Para no llegar a 650.000 habitantes en la comunidad, hemos ideado mil maneras de no coincidir y muy pocos asuntos en los que la diversidad se muestra de acuerdo. Pero, tras los comicios de ayer, queda claro que un nuevo camino ha sido trazado por la mayoría de los navarros y este dibujo, por ahora sólo una línea de lápiz, puede o no convertirse en un lienzo más completo, rico y esperanzador. (klik egin-ver más)
Ana Belasko, en Diario de Noticias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada