lunes, 25 de mayo de 2015

EL RÉGIMEN NAVARRO SE DESPLOMA EN PARLAMENTO Y AYUNTAMIENTOS CON INSOSPECHADO ESTRÉPITO

El recuento de los votos para la constitución del Parlamento Foral nos mantiene todavía a altas horas de la madrugada en cierto grado de incertidumbre, puesto que con el escrutinio paralizado desde hace horas en el 99'27% Ciudadanos se encuentra a muy escasas centésimas de alcanzar el 3% de los sufragios, y si lo lograse arrebataría un escaño a Geroa Bai, con lo que quebraría el tan festejado umbral de los 26 parlamentarios posicionados inequívocamente por el cambio dando lugar a un incierto empate potencial a 25. Aún cuando las principales mesas pendientes de escrutar corresponden al Ensanche pamplonés, a San Juan y al valle de Egüés, proclives al voto conservador, no parece probable que los resultados cambien. Pero es difícil sustraerse a la sospecha de una manipulación política por parte del Gobierno de Navarra para demorar, por lo que sea, el reconocimiento de los resultados provisionales al 100%, a expensas tan sólo del voto de la emigración.
Necesitaremos tiempo para asimilar la dimensión del cambio político que nos trae esta noche emocionante. Tiempo que no sobra para ir preparando las condiciones y aunar voluntades para una transformación serena, transversal y profunda de la vida pública de esta comunidad. No será sencillo, pero Uxue Barkos está dispuesta a cargar con la responsabilidad de gestionar el acuerdo.
El descalabro de UPN va muchísimo más allá de la merma de 4 parlamentarios. Pierde o acabará perdiendo la mayor parte de las alcaldías más emblemáticas que mantenía con sus siglas o mediante franquicia: Pamplona, Tudela, Estella, Tafalla, Barañain, Burlada, Zizur, Olite, Lerín, Ultzama, incluso Corella. No recupera Egüés, ni Sangüesa ni Puente la Reina, y no tiene seguro Cintruénigo. Nadie podía sospechar semejante derrumbe, pero es cierto.
Las numerosas candidaturas independientes de carácter progresista que en mayor número que nunca han participado en estas elecciones han alcanzado en la mayoría de los casos éxitos inapelables. A la mayoría absoluta de LOIU Lodosa y a  las brillantes victorias de Cambiando Burlada, Plazaola de Berrioplano, Adelante Beriain, APS en Sangüesa, ILA en Los Arcos y otras, hay que añadir la entrada en los consistorios de otras, veteranas como las de Cascante, Valtierra o Cortes, o emergentes  como las de Tudela, Corella, Fustiñana, Villafranca o Fitero, esta última con un resultado espectacular en una plaza tan difícil. También hay que resaltar las posibilidades de alcanzar la alcaldía con que cuentan Izquierda Unida en Castejón o Bildu en Sartaguda.
En nuestra merindad, pendientes de un análisis más sosegado de los datos municipales y forales que haremos en los próximos días, Bildu se asegura las alcaldías de Tafalla, donde supera en mil votos a UPN, y de Mendigorría. UPEI vence en Peralta y gobernará salvo que el PSN repita su traición de 2003. UPN alcanza unos de sus escasos éxitos del día en Marcilla a costa del PSN y derrotando en Funes al PP, quien también es  aventajado en San Martín de Unx por la agrupación independiente. Agrupémonos/Elkartu, una de las más gratas irrupciones de esta convocatoria, vence de forma clamorosa por mayoría absoluta en Olite. IC conserva Carcastillo. Una mención muy especial merecen los amigos de la AIM de Murillo el Fruto, que finalmente han recibido con su victoria sobre Gárriz el premio por su constancia y su rocosa resistencia durante años ante la tensión y la arbitrariedad sistematizada.
Praxku


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada