viernes, 1 de enero de 2016

2015, EL AÑO QUE EMPEZÓ EN GRECIA

Syriza ganó las elecciones el 26 de enero con la promesa de acabar con el austericidio. Un año después, la experiencia muestra los límites de la democracia en la Unión Europea. 
Hace menos de un año, Syriza ganó las elecciones con el lema 'Llega la esperanza'. Parece que ha pasado un siglo. Perdida la esperanza, perdida la ilusión, los problemas continúan sin hallarse solución.
El feminismo y las cuestiones de género fueron relegados desde el inicio demostrando que, en Grecia, la no presencia de mujeres en el gobierno es sólo la punta del iceberg.
A pesar de ello, los primeros cinco meses de Syriza –los únicos en los que gobernó con un mínimo de autonomía– fueron esperanzadores. Pusieron en marcha tímidas políticas redistributivas y detuvieron privatizaciones. Pero, sobre todo, inauguraron la primera fase de conflicto político-institucional en la Europa neoliberal.  (klik egin-ver más)
Ibai Arbide, en Diagonal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada