domingo, 15 de mayo de 2016

RINCONES DEL SALTUS VASCONUM: PEÑAS DE AINTZIOA, UNA VIEJA CUENTA PENDIENTE

La montaña es mucho más que la cumbre, pero casi todos los montañeros tenemos nuestra lista, más o menos extensa, de cimas que se nos han resistido. Las Peñas de Aintzioa era una de las nuestras desde que en 1.994 intentamos ascender a ellas desde el pueblo de Urdirotz, cuyo nombre, que se aplica también al circo que forma, despertará recuerdos entrañables a quienes pasaron alguna vez por el udaleku para niños euskaldunes que allí estaba emplazado hasta que se cerró hace diez años. Devorada la vieja senda de acceso por la vegetación, llegó un momento en el que tuvimos que desistir de seguir avanzando, sin otra compensación que numerosos arañazos por todo el cuerpo.
La vieja cuenta quedó redimida el pasado miércoles con una gratificante excursión mañanera en la que ascendimos tanto a Aintzioako Harriak (1.217) como a Larrogain (1.277) desde Aintzioa, la localidad más elevada del valle de Erro y probablemente la única de Navarra, además de Abaurregaina, que supera los mil metros de altitud. Nada tuvo de sorprendente que en febrero de este año muriese allí un ancianico al resbalar en el hielo. 
Partiendo de la hermosa plaza del pueblo, el recorrido está profusamente señalado con la denominación "Vuelta a Larrogain". Una vez que llegamos a la pradera que separa a las dos cimas,  junto a una sima vallada, tenemos que optar. Las Peñas de Aintzioa están más próximas, siguiendo un estrecho camino balizado con hitos, cintas y marcas de pintura. La senda conduce a la peña más airosa, la cumbre oficial provista de buzón, suspendida sobre el circo de Urdirotz y frente a Elke y Juandetxako. Unos metros más alta es, sin embargo, la otra, situada poco más al norte, pero subir a ella es harto complicado porque el acceso está por desbrozar y el bosque impide toda visión. Así que podemos tachar la cumbre de la lista de pendientes sin ninguna mala conciencia.
De regreso al collado, continuar hacia Larrogain es sencillo. Las marcas naranjas sirven para la aproximación y las blanquiverdes nos acompañarán hasta arriba. El trabajo realizado por los vecinos en auzolan es impagable porque si no fuese por el balizamiento resultaría poco menos que inimaginable abrirse paso entre tan selvática vegetación.
La sierra de Labia, que separa los valles de Erro y Artzi, tiene, junto a estas dos, otra elevación, más al sur, la Peña Uroa o Ukua, a la que se puede acceder en orientación N. desde el despoblado de Gurpegi; en orientación NO desde Nagore, junto al pantano de Itoiz; y subiendo hacia el NE, desde Zuntzarren, en el valle de Arriasgoiti. Pero la ruta más frecuentada es en orientación S desde el casi desierto pueblo de Espotz, accesible por pista asfaltada desde Uritz. Desde Espotz también es posible, en teoría, subir a Larrogain, hacia el N, lo que haría factible hacer la travesía de toda la sierra de Labia, pero esa subida tiene que resultar hoy por hoy bastante penosa.
A este respecto, acabamos de saber que El Instituto Navarro de Deporte ha concedido una subvención de 35.000 euros a la Federación de Montaña para mantener los GR y recuperar y marcar los senderos que los complementan. Una excelente noticia.
Además de esta que hemos detallado, otras muchas rutas se pueden emprender en el valle de Erro. Además de la señalización local, la web municipal ofrece una buena información.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada