lunes, 13 de junio de 2016

EL VOTO DEL PERRO BENITO

Pedro Arriola se ha hecho millonario asesorando al Partido Popular. Primero con Aznar, luego con Rajoy, siempre ha mantenido un estatus que él mismo se encarga de recordar todos los días: trabaja directamente para el presidente del partido. Así se puede permitir algo inverosímil en un sociólogo: jamás ha mostrado un informe firmado, ni una encuesta detallada. En las pocas ocasiones en que ha descendido a reunirse con alguien distinto al jefe, todo lo que le avala es una mugrosa carpeta azul de gomas en la que se agolpan papeles arrugados. Pero su aura erudita, la autoridad que le confiere tener línea directa con el que manda y un modo enigmático de contar las cosas han hecho de él el personaje más determinante en la estrategia política del PP de las dos últimas décadas. Capaz de orientar el rumbo tanto como de justificar sus numerosos fallos de pronóstico, Arriola es quien verdaderamente manda en un PP asolado por la ausencia de coraje político y determinación ideológica. (klik egin-ver más)
Santiago Cervera, en Diario de Noticias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada