viernes, 6 de enero de 2017

EL CUENTICO DE LOS BACHES

Érase una vez ..un político “bueno” y érase otra   vez un político “malo“. Cuando subían en comisión de trabajo los ayuntamientos los recibía el político bueno en los despachos de la Diputación (muy foral eso sí) de Navarra, estudiaban las reivindicaciones, les decía a todo que sí y les invitaban a comer y se iban a sus pueblos más contentos que chupita.  En otras ocasiones  les recibía el político malo, les decía a todo que no y no les invitaba a comer y se iban con un  cabreo que p´qué.. 
Sin embargo… hay un político intermedio que ni p´qui ni p´lla y escucha con atención e inteligencia las reivindicaciones de la comisión de ayuntamientos que exponen con timidez pero con justicia que en el tramo de carretera tal, tienen dos baches que se tienen que arreglar; el político apunta todas las sugerencias y una vez escuchado con respeto les dice: "Estoy muy orgulloso de que alcaldes como ustedes se preocupen por el bienestar de sus vecinos, es de total justicia y humanidad, pero se equivocan en lo de los baches, no  hay solo dos, hay cuatro y nosotros, como buenos gestores del bien común, tenemos que arreglar los cuatro". 
Los alcaldes, gratamente sorprendidos, descubren que el consejero de turno esta muy al corriente de los baches que hay. No obstante, les anuncia que las arcas están vacías pero que harán un esfuerzo, los alcaldes se van satisfechos aunque no les han invitado a comer, a los dos días tienen la maquinaria para arreglar los baches  y una vez arreglados pasa la comisión y tropieza en uno y dicen: "joer, pero si aquí estaban los dos baches y solo esta arreglado uno.....", suben y el consejero les dice: "quedamos en que había que arreglar cuatro, hemos podido arreglar tres, queda uno para más adelante cuando tengamos financiación". Los alcaldes bajan satisfechos a la espera del ultimo bache y el consejero de turno limpiándose el sudor explica: "nos hemos tenido que inventar dos baches más para arreglar sólo uno….."
Eguaras

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada