viernes, 18 de septiembre de 2015

EL ANTIGUO CINTURÓN ROJO DE BARCELONA BUSCA NUEVO COLOR

No es ninguna casualidad, por muy atípico que resulte, que Susana Díaz, Teresa Rodríguez y el resto de líderes andaluces se vuelquen en la campaña catalana. Todos saben que el resultado de las elecciones plebiscitarias del 27S dependerá de la movilización y decisión de los votantes del área metropolitana, muchos de ellos de origen andaluz. Conscientes de ello, los cerebros de todas las candidaturas se esfuerzan en afinar los mensajes destinados a las ciudades del Baix Llobregat y el Barcelonés.
El más torpe fue el líder de Podemos, Pablo Iglesias, al hablar de la supuesta invisibilización de los ciudadanos de origen extremeño o andaluz. Pero el patinazo de Iglesias (ya corregido, veremos si a tiempo) no esconde tampoco la realidad: en el área metropolitana son mayoría aquellos descendientes de la inmigración de los años 60. Por eso los unionistas recurren a sus líderes españoles, pero también por eso Junts pel Sí explota figuras como la de Eduardo Reyes, de Súmate (la plataforma de castellanohablantes a favor de la independencia), e imprime carteles en castellano (también en árabe, urdú y chino, entre otros). (klik egin-ver más)
Beñar Zaldua, en GARA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada