martes, 1 de diciembre de 2015

PROHIBIDO ESTUDIAR EN LA UPV

Uno de los infinitos ejemplos ilustrativos de la distancia insalvable que existe entre la proclamación de derechos y su posibilidad objetiva de hacerse efectivos, es el derecho a la educación en el interior de las cárceles. Durante muchos años, profesorado de la Universidad del País Vasco en coordinación con el de la UNED de Bergara, en calidad de tutores podíamos realizar visitas a todas aquellas personas presas que se matriculaban para hacer su carrera universitaria. (klik egin-ver más)
César Manzanos, doctor en Sociología (en GARA)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada