lunes, 4 de enero de 2016

POR QUÉ ARABIA SAUDÍ ES UN ENEMIGO PARA ORIENTE MEDIO

El nuevo año comenzó con una de esas noticias del ámbito de la diplomacia que por una vez sí tenía claras, y positivas, consecuencias políticas. Arabia Saudí había decidido reabrir su embajada en Bagdad, una forma de reconocimiento de la legitimidad del Gobierno iraquí, controlado por partidos chiíes, que llegaba con mucho retraso. Sólo unos días después, ese gesto de distensión dentro de la confrontación suní-chií en Oriente Medio ha quedado enterrado por la ejecución del clérigo chií Nimr al-Nimr en Arabia Saudí.
Al Nimr era la figura más respetada en la comunidad chií de ese país. No formaba parte de un partido político pero en la última década se había erigido en la voz más popular y con más autoridad en la reivindicación de una minoría que aspira no a derrocar al Estado, pero sí a dejar de ser ciudadanos de segunda clase.  (klik egin-ver más)
Iñigo Sáenz de de Ugarte, en guerraeterna.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada