martes, 28 de junio de 2016

EL SUFRIMIENTO DE UNA APODERADA DE IZQUIERDAS EN OURENSE

Es que no valgo para esto. Estoy en cama con un lumbago criminal (problema emocional de toda la vida) 
Muy duro ser apoderada en un colegio electoral feudo del sr. Baltar Pumar.
Estar sola y presenciar como el apoderado del PP carretaba ancianas toda la mañana, ver como cualquier militante del PP entraba en el colegio sin acreditación y revisaba las listas. Ver a ancianos que no podían meter el voto en la urna por su avanzado estado de decrepitud, y estar sola, y mandar whatsapp y no recibir contestación. Presenciar cómo votos nulos se daban por buenos. Instar verbalmente al presidente de la mesa y recibir la callada por respuesta. Enfrentar al sr. Alcalde ( ya sabéis lo que eso supone en un pueblo en el que vives sola) Escuchar a ancianas decir que vienen a votar porque se les dijo que si no lo hacían le quitaban la paga. Tener que pedir credenciales a la hora del recuento cuando aparecen por el colegio dos personas al cerrarse las puertas y presentir la agresión de reclamar la mía, y el presidente sin mediar palabra. Ver como elección tras elección las mesas electorales están formadas por militantes del PP y deudores de favores del cacique... Duro, muy duro. 
Voy a tener que cuidarme porque esto me mata.
Celine Samor (apoderada de En Marea-Podemos en un pueblo de Ourense)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada