domingo, 24 de julio de 2016

TURQUÍA, UNA ASONADA DEMASIADO OPORTUNA

Como hemos aprendido de las novelas policiales, tras la aparición del muerto, hay que preguntarse ¿A quién beneficia? La misma pregunta habría que hacerse tras fallido golpe de estado en Turquía del último viernes 15. La respuesta a apenas 48 horas es clara, el mayor beneficiado ha sido el presidente Recep Tayyip Erdogan, que ha salido infinitamente fortalecido en el frente interno y en la consideración internacional.
Quien siga los movimientos que ha realizado Erdogan, en estos últimos tiempos, pocas dudas podrá tener acerca de que se dirigen a conseguir la suma del poder público; desembarazarse de los anclajes democráticos y convertirse, como lo que claramente viene evidenciando, en el Sultán de una nueva Turquía. Para ello no ha dudado en exhumar la historia del “glorioso” Imperio Otomano del Siglo XVI, de quién pretender ser el heredero, refiriéndose a una raza turca y recreando toda la parafernalia del viejo Imperio. (klik egin-ver más)

Guadi Calvo, analista internacional argentino, en Alainet. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada