miércoles, 26 de octubre de 2016

AGONIZANTE FERIA CABALLAR EN TAFALLA, CON APENAS 50 ANIMALES

Si nadie lo remedia, la feria caballar de Tafalla está abocada a desaparecer. Y lo hará más pronto que tarde. Esa era, al menos, la sensación generalizada entre los asistentes a este evento, en franco declive, celebrado ayer en el recinto ferial de la localidad y en el que participaron apenas 50 animales (entre burros, yeguas, potros, ponis, etc.). Una cifra irrisoria que no hace sino confirmar la agonía de esta cita venida a menos que está pidiendo a gritos una intervención urgente que evite su muerte.
Los motivos por los que esta feria lleva varios años perdiendo atractivo y poder de convocatoria parecen claros: los excesivos trámites burocráticos que tienen que sortear los ganaderos para realizar una simple compraventa, el elevado coste económico que les supone desplazarse desde sus localidades de origen y los rigurosos controles a los que se les somete les frena a la hora de ir a Tafalla.
Sin embargo, todavía queda algún que otro melancólico que sigue acudiendo a la cita por tradición. En este grupo se encuentra, por ejemplo, Jonathan Amador, de Logroño, que lleva “toda la vida, desde niño” sin perderse una feria. “He conocido el recinto lleno y ahora da pena verlo. La feria está hundida y ya no merece la pena venir. En nuestro caso hemos traído yeguas y burros y nuestra idea era comprar algún ejemplar, pero no hay”, lamentó el riojano.
En la misma línea intervino el gallego Bernardo Castro, quien auguró “una existencia de no más de dos años” a la feria. “La situación es decadente e irrecuperable. Hay muy poco ganado. Ahora se vende directamente en las explotaciones porque sale más barato”, subrayó. “A largo plazo, la única manera de revivir la feria es pagando a los ganaderos para que exhiban sus animales”, concluyó.
Diario de Noticias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada