sábado, 26 de noviembre de 2016

DIEZ MIL PERSONAS SECUNDAN EL LLAMAMIENTO DEL AYUNTAMIENTO DE ALTSASU

Más de diez mil personas han respondido este mediodía al llamamiento del Ayuntamiento y de los familiares de los detenidos para pedir la puesta en libertad de los jóvenes altsasuarras y la devolución de la competencia del caso al juzgado natural de Pamplona,  expresando de forma clamorosa su rechazo a la impúdica manipulación con la que se deforma la realidad y se intenta legitimar el intento de los poderes que quieren volver a situaciones pasadas y al escenario de "todo es ETA". Pero la mayoría de esos medios no se harán eco de la histórica respuesta que ha dado hoy todo el pueblo de Sakana. Si hubiese habido insultos o incidentes desagradables, las imágenes hubiesen sido de portada. Pero ante una réplica cívica, contundente e intachable como la de hoy, optan por el silencio, que es otra forma de manipulación. Ya les conocemos.

2 comentarios:

  1. Altsasu puede ser hoy el inicio de lo que debió haber sido en el ayer la lucha por la PAZ y por el fin de la violencia.

    En el ayer muchos de los que hoy estaban en Altsasu, instituciones políticas, partidos políticos y demás agentes sociales, cometieron el error de permitir activa o pasivamente, la corrupción de todo el entramado del Poder Coercitivo del Estado en este asunto: hubo una cobardía cómplice con la violencia y el terror y la impunidad del Estado como si no hubiera sido posible condenar a ETA sin tener que callar ante la injusticia y terror del Estado. Ayer en Altsasu, por fin, se ha resquebrajado ese muro inmoral y corrupto que dividía en “demócrata y violentos” a los ciudadanos y esa falsa paz que predicaban, por ejemplo, “Gesto por la Paz” entre otros.

    La lucha anti terrorista siempre fue una gran mentira porque las actuaciones violentas e injustas del Estado, relativizadas por eso que impusieron denominar como “terrorismo” pero que no lo era, jamás se circunscribieron al “terrorismo”, sino que en cualquier lugar del Estado, ahí donde no había ni nacionalismos periféricos ni independentistas ni organizaciones armadas, también actuaron de igual forma, cruel e impune. Incluso ahí donde no había causas políticas y los conflictos eran de índole común: hubo tortura, violación, muerte, abuso, impunidad… Y siempre las víctimas del Estado eran olvidadas y humilladas y sus verdugos o juzgados con una levedad lacerante o directamente impunes cuando no premiados. La llamada “lucha antiterrorista” no fue ni es sólo donde se comenten las tropelías y crímenes de Estado, sino que fuera de ella, el terror y la impunidad, siguen existiendo porque nunca fue ETA la causa de que el Estado fuera verdugo de sus propios ciudadanos sino la ideología terrorista nazional católica en la que viene sustentándose todo el Poder Coercitivo del Estado desde 1939 ininterrumpidamente.

    Ayer en Altsasu no hubo una manifestación a favor de los acusados de participar en una riña tabernaria, no. Hubo una manifestación contra la injusticia y la violencia de quienes teniendo la obligación de ser los defensores de la igualdad y los derechos ciudadanos de todos los ciudadanos, fueron, son, todo lo contrario: son los corruptos gobernantes que pretenden imponer una forma de pensar y una forma de sumisión ante ellos, para lo cual, redactan leyes corruptas -la “ley mordaza” lo es- con la que restringir a los ciudadanos su libertad política y cercenan sus derechos ciudadanos.

    Los vecinos de Altsasu, sean inocentes o culpables, tienen derecho a ser juzgados con las mismas leyes que si el suceso hubiera sido en Roquetas de Mar. Tienen el mismo derecho a ser juzgados con las mismas leyes con las que se juzga a los funcionarios del Poder Coercitivo del Estado que estando fuera de servicio cometer actos delictivos que son mayoritariamente sentenciados de forma leve y rozando lo escandaloso. A todo eso tienen derecho porque: DONDE NO TODOS SOMOS IGUALES ANTE LA LEY, NO HAY DEMOCRACIA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La organización ha cifrado la manifestación en cerca de 20.000 personas. Yo no sé calcular, pero lo que sí sé es que en los pueblos de Sakana no quedó en casa prácticamente nadie.

      Eliminar