sábado, 21 de enero de 2017

FELIPE VI Y LA BASURA EN EL SALÓN

Y Felipe VI aterrizó el sábado, 14.1.2017, a las 19.10 en el aeropuerto Rey Khaled de Riad. El objetivo de la visita al rey Salman es asegurar la continuidad de las estrechas relaciones entre las casas reales de los dos países, cultivadas por su padre el rey Juan Carlos con el ya fallecido monarca Abdulá, y servir de paraguas a las empresas españolas. España vendió armas a Arabia Saudí por 70 millones entre enero y junio del 2016. La visita del Rey pone la alfombra para confirmar la mayor exportación de la historia de la industria militar española: la venta de cinco corbetas por más de 2.000 millones de euros. El contrato está acordado desde hace más de un año con la empresa pública Navantia. Un régimen, el de Arabia Saudí, campeón en la aplicación de la pena de muerte (más de 350 ejecuciones en los últimos tres años), la discriminación de la mujer o la persecución de disidentes como el bloguero Raif Badawi, condenado a mil latigazos y 10 años de cárcel por “insultar al Islam”. Organizaciones humanitarias como Amnistía Internacional recuerdan que la intervención militar de Arabia Saudí en Yemen, que incluye un bloqueo naval, ha causado ya más de 7.000 víctimas, la mitad de ellas civiles. Es difícil que las corbetas lleguen a tiempo para actuar en la guerra de Yemen. Lo que sí es de uso inmediato son los 70 millones de euros en proyectiles de artillería y munición que España vendió a Arabia Saudí en el primer semestre del 2016. España, Reino Unido, Francia y Alemania son los principales vendedores de armamento a Arabia Saudí. (klik egin-ver más)
Mikel Arizaleta, en Rebelión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada