lunes, 13 de febrero de 2017

CUMPLIR LAS NORMAS

Recientemente la asociación cultural Altaffaylla ha otorgado el premio Cisneros al Ayuntamiento de Tafalla y a los servicios urbanísticos municipales, por permitir la renovación de la fachada de un comercio en la Plaza de Navarra.

Explican que aunque la actuación urbanística cumpla con la normativa, no se debía haber permitido y el Ayuntamiento, en aras de cuidar su Casco Viejo, tenía que haber hecho una excepción. Y yo me pregunto qué directrices marcan las excepciones, o si simplemente debe primar el “buen criterio” a la hora de considerar una actuación como tal; porque, por esa regla de tres, cualquier caso puede tratarse como una excepción según quien deba decidirlo y, de esa manera, siempre estaríamos saltándonos las reglas urbanísticas y haciendo que surgieran agravios comparativos a cada paso. Por otro lado el Ayuntamiento debe velar por el cumplimiento de la normativa y así lo exige al vecindario; entonces ¿debe saltársela a la torera considerando excepciones pero hacerla cumplir a rajatabla a los tafalleses y tafallesas?. (klik egin-ver más)
Cristina Arconada, en La Voz de la Merindad)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada