lunes, 29 de agosto de 2016

MÁS QUE UN PACTO ES UN AVISO

El acuerdo entre el Partido Popular y Ciudadanos no es exactamente un pacto de investidura. Esa definición en estos momentos le viene grande. Le sobra una talla. Le faltan seis votos de anchura para que le caiga bien de hombros. La entente PP-Ciudadanos no es la puerta de salida al laberinto, pero tampoco es papel mojado. No, no lo es en absoluto.
Es el programa de síntesis de las dos derechas, la veterana y la joven. Es bronceado liberal centrista. Es musculación del nacionalismo español (realmente existente). Es la plataforma que en las próximas horas recibirá el inequívoco apoyo de los “poderes fuertes” del país; económicos, por supuesto. Es la conjunción que gusta en Bruselas y en Berlín.  (klik egin-ver más)
Enric Juliana, en La Vanguardia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada