viernes, 30 de septiembre de 2016

LA ADJUDICACIÓN A EH BILDU DEL ESCAÑO PENDIENTE POR BIZKAIA ABRE NUEVOS INTERROGANTES PARA LA GOBERNABILIDAD DE LA CAV

Del recuento definitivo de votos realizado esta mañana por la Junta Electoral de Bizkaia parece definirse que el disputado último escaño de este territorio histórico es finalmente para EH Bildu, que conseguiría de esta manera cinco parlamentarios, por once de EAJ-PNV.

Las papeletas procedentes del extranjero se han contabilizado así: 494 para PNV, 253 Elkarrekin Podemos, 220 EH Bildu, 210 PP, 163 PSE y 59 Ciudadanos. Pero tras analizar los recursos presentados por los interventores de partidos por incidentes o errores en la suma de papeletas del pasado domingo en las diferentes mesas electorales, el recuento final ha resuelto que el último escaño en liza se adjudique finalmente a EH Bildu.

Aunque en ningún caso es previsible que la modificación producida en los resultados afecte a la investidura de Iñigo Urkullu como lehendakari, la situación cambia notablemente, puesto que de esta manera al PNV no le será suficiente el apoyo del PSE para tener la mayoría de la Cámara durante esta legislatura. Ni tampoco únicamente el del PP. En ambos casos sumarían 37, por lo que necesitaría la aportación, total o parcial, de ambos. O alternativamente, el de EH Bildu o el de Elkarrekin Podemos. También es de señalar que una hipotética suma entre EH Bildu, Elkarrekin Podemos y PSE sí conseguirían, con 38 parlamentarios, la mayoría parlamentaria. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada